Las Crónicas de Antonio García-Ramos, o el periodismo de Toros en Radio hasta ahora inigualable

Por Juan Miguel Núñez Batlles

No tuvo rival en su época en activo, ni antes ni después, como periodista radiofónico que escribió y habló de toros. Fue el mejor, con diferencia, por la honestidad con la que ejerció y por la brillantez que alcanzó. Antonio García-Ramos Vázquez, un nombre que, sin embargo, las generaciones posteriores de aficionados y profesionales lo tienen aparcado en la memoria del reconocimiento.

Quizás porque su natural elegancia, que incluía bondad y nobleza para enfocar la información sin más postulado que la verdad, nunca fue buen arma para combatir en el frente de la popularidad que otros alcanzaron más fácilmente sirviéndose en la mayoría de los casos del escándalo o la recomendación, cuando no de la mentira, para llegar incluso a hacerse protagonistas de un espectáculo en el que sólo deben contar como actores directos y únicos toro y torero.

Fue en una época en la que un polémico crítico taurino se dejó sacar a hombros de Las Ventas por sus adoctrinados lectores, y otro llegó a escribir que era más peligroso cruzar a pie la Gran Vía de Madrid que matar un toro en la Monumental. Barbaridades.

El caso es que a Antonio García-Ramos apenas se le reconoce lo que fue y lo que proyectó para el futuro, ya digo, contando siempre la verdad sin más interpretaciones. Su sitio en la historia lo han ocupado otros nombres con méritos que ni comparársele puedan, unas veces por la habilidad en los despachos, y en ocasiones también porque los clanes familiares han funcionado como en la mafia. Triste realidad de un periodismo taurino desnortado.

Pero hoy tenemos la oportunidad de ensalzarle gracias a uno de los mejores regalos que nos ha traído esta Navidad, en forma de libro. Se trata de una monografía de título tan expresivo y exacto como “Crónicas Radiofónicas”, mecanografiadas en su día por este crítico de toros e historiador, Antonio García-Ramos Vázquez, que brilló como nadie en la profesión.

Está editada por el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, y se trata de un magnífico compendio de literatura taurina y radiofónica, tan atractiva y distinguida como estricta y cabal.

Pues ejerció Antonio García-Ramos Vázquez, como historiador y como crítico de lo taurino, con tanta integridad como acierto. Una tarea diseminada en varios y notables medios de comunicación, desde los provinciales de su Huelva natal, hasta llegar a la que antaño se le conoció como “la Casa de la Radio”, o lo que es lo mismo Radio Nacional de España, ya en Madrid.

En 1949 ascendió a la dirección de la sección taurina de esta Radio Nacional, y más tarde fue el primer crítico taurino de la incipiente TVE, inaugurada en 1956. Qué nostalgia ahora de aquellos tiempos de los primitivos estudios del Paseo de la Habana en la capital de España.

El opúsculo al que me estoy refiriendo de este “historiador taurómaco”, como a él le gustaba que le llamasen, comprende veinticinco narraciones que retratan con sumo acierto los géneros periodísticos que más se emplean en la radio, entiéndase, la crónica y la entrevista, la crítica y hasta la historia.

Para ser exactos, son veinticuatro relatos de otros tantos acontecimientos con carácter de memorables que tuvieron lugar en la Plaza de Las Ventas en aquella época en que García-Ramos estuvo al micrófono en los estudios de radio y frente a las cámaras de televisión. Más un epílogo bibliográfico.

Vienen en la obra noticias y comentarios, encuestas, editoriales y reflexiones, de todo tipo, narradas a lo largo de su paso por la actual Radiotelevisión Española en el programa inicialmente llamado “Volapié”, que después fue cambiando de nombre; y así se denominó también  “Redondel”, “El Toreo”, “Domingo Taurino”, “Los Toros tienen su historia” o “Balconcillo”. Títulos de lo más sugerente y sugestivo.

Son muchas las singularidades en la vida y obra del gran Antonio García-Ramos Vázquez, un personaje tan distinguido en el porte como en la pluma y la palabra, que también dictó numerosas conferencias y escribió libros.

Entre sus títulos, no me resisto a citar uno especialmente elocuente y que puede tener vigencia en cualquier período de la historia. Data de 1977 y lo tituló “El espectáculo nacional es el menos estatal”. Ahí quedó eso.

También fue notable su inquietud por relanzar el éxito popular del toreo expresada constantemente con la reivindicación de la quiniela taurina. Habló, escribió y machacó mucho sobre el asunto. Y hay una frase suya en este sentido que es muy significativa: “al toreo le faltan dos porterías”.

Fue asimismo García-Ramos fundador junto a Joaquín Jesús Gordillo del más popular programa de toros que ha habido en televisión: “Revista de Toros”.

Y de los textos seleccionados en este estudio es conveniente citar, por ejemplo,  un “Acuerdo con televisión para retransmitir corridas”, el “Debut de Celestino Cuadri en Madrid”, la “Reaparición de Luis Miguel Dominguín en 1957”, la “Triunfal actuación en solitario de Gregorio Sánchez en la Corrida del Montepío” o “La alternativa del Viti” en San Isidro un año después.

En fin, está todo el toreo de una época con las anotaciones técnicas de cada espacio, como la locución, el tiempo y las sintonías. Todo lo que daba carácter a los programas taurinos en riguroso directo de aquellos años.

Testimonios de periodismo taurino radiofónico rescatados por la Comunidad de Madrid, su Centro de Asuntos Taurinos, a quien hay que felicitar y dar las gracias por esta edición.

Feliz y muy taurino Año Nuevo para todos.

 

Esta entrada fue publicada en EVENTOS SOCIALES Y CULTURALES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s